miércoles, 16 de mayo de 2012

Chance*

Todos merecemos una oportunidad. La oportunidad de pedir perdón, la de volver a empezar.
Estoy cansada de fingir que estoy bien, que no me pasa nada, quiero tener la oportunidad de mostrarme tal y como soy de una vez por todas. No quiero esconderme. Estoy harta de esconderme.
En este preciso momento, no hay nada que me gustase más que una segunda oportunidad, por muy estúpido que parezca. Me gustaría que alguien hubiera dado la cara por mi, que me hubiera apoyado como yo lo he hecho con los demás, que alguien se hubiera puesto de mi parte, que hubiera dado algo por mi.
No recibir nada después de dar tanto es descorazonador, pero mucho peor es tener la esperanza de que en cualquier momento puede ocurrir algo que sabes que no pasará y, aún así, albergas una mínima esperanza.
No me diste la oportunidad de defenderme, de decir lo que pensaba, total, ¿para qué? Habías tomado una decisión por los dos y pretendiste hacerme creer que la habíamos tomado juntos. Podría haber sido diferente. Quizá con una oportunidad algo hubiera cambiado, quizá si hubieras estado dispuesto a cambiar todo hubiera sido diferente.
Tuviste tu oportunidad, fui generosa contigo. Me encantaría darte otra más. Y otra. Y otra. Pero ambos sabemos que lo único que esto hubiera hecho por mí es hacerme más daño.
Esas fueron tus palabras: ''No quiero hacerte daño''. No lo habías hecho, pero con aquella decisión que lo cambió todo comenzaste a hacérmelo.
Me doy cuenta de que somos muy diferentes. Tú mismo no parabas de repetirmelo. Pero el amor nos ciega, y no fui capaz de darme cuenta.
Cada mañana me levanto con el propósito de fingir que no importa, que desde que estamos separados todo sigue igual, y en cierto sentido, es verdad. Pero acabo por cansarme. Cansarme de sonreír cuando no tengo ganas de hacerlo, de mostrar interés en cosas que no me importan lo más mínimo, cansada de fingir que no me hace daño ver como sigues adelante y sobre todo, de fingir que no me dolió darme cuenta de que para tí no significó nada, que seguirás con tu vida y me convertiré en una idiota más que te dió la oportunidad de ser feliz a su lado y se acabó convirtiendo en eso, en OTRA idiota que te dió una oportunidad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario