jueves, 20 de septiembre de 2012

Fighter*

La vida no es siempre de color de rosa, eso lo sabemos todos.
A veces es necesario hacer acopio de todas nuestras fuerzas y valor para sobrellevar situaciones que nos pueden. A veces pensamos que no podemos más, que no damos para más.
Muchas veces nos sentimos débiles.
Pero tenemos que aprender a ver el lado positivo de las cosas y a aprovechar ese optimismo para vencer las barreras que la vida nos pone delante. Porque no todas las barreras tienen como objetivo impedirnos el paso, porque muchas de ellas están ahí para enseñarnos a saltarlas.
De la vida he aprendido que no todo lo malo que nos pasa es realmente malo. Las adversidades nos hacen más fuertes, más resistentes, nos enseñan a disfrutar de los buenos momentos y a no sentirmos débiles en los malos.
Porque vale, soy rara, soy rarísima, pero me enorgullezco de poder decir que dentro de mi rareza, soy diferente a los demás. Y eso me hace ser valiente. Me hace ser grande. Me hace ser fuerte.
Cada una de las batallas que he librado a lo largo de mi vida me han hecho más fuerte, me han hecho ser quién soy, y estoy realmente orgullosa de ello.
Soy una luchadora, nunca me rindo ante nada, no importa lo que ocurra, y tú, que estás leyendo esto, deberías hacer lo mismo. No dejes que nada pueda contigo, sé más fuerte que nadie.
Conviértete en un luchador.
Porque jamás debes dejar que los demás te venzan sin presentar batalla, que Dios se apiade del que sea capaz de desafiarte. Siéntete fuerte, valiente, mantén la cabeza alta porque no hay nadie como tú.
Sé un luchador.

``Para todo aquel que me calificó de ''fría'', sin saber que el hielo también quema.´´


No hay comentarios:

Publicar un comentario